Agni Yoga Society, Inc. | Supramundano II | Texto Completo

Supramundano

La Vida Interior

Libro II

1938


    Urusvati sabe que la gente tiene ideas fantásticas acerca de las vidas anteriores de los grandes seres espirituales. Ellos imaginan que estos evolucionados espíritus estuvieron rodeados de las condiciones más favorables en todas sus pasadas encarnaciones, como si ellos nunca hubieran sufrido, nunca hubieran tenido una necesidad ni nunca soportaron persecuciones, que ellos en realidad, experimentaron con frecuencia.
    La gente no cree que grandes pensadores, como Platón, Pitágoras o Anaxágoras, vivieron las vidas de seres ordinarios. Es esencial entender que aun las personalidades más elevadas no pueden evitar la totalidad de sus emociones terrenales, las que son encendidas en proporción al alcance de su misión.
    En efecto, tú no deberías asumir que Platón, cuando fue vendido como esclavo, no reaccionó ante todo el revuelo de semejante situación. Por supuesto, él pasó valerosamente a través de todas estas pruebas, pero en su corazón sintió una gran amargura debido a la injusticia sufrida y fue por esto que él fue capaz de hablar tan brillantemente acerca de las mejores formas de gobierno. Pitágoras también fue perseguido, soportó una gran pobreza y sufrió toda clase de humillaciones físicas, pero estas pruebas no disminuyeron su ardor. Asimismo, Anaxágoras estuvo privado de todo, sin embargo en su difícil camino él supo como preparar para sí una majestuosa corona de espinas.
    Se deben comparar muchas vidas para poder entender cómo la luz que brilla con gran resplandor es encendida por los golpes del destino. El Caos puede ser visto como el martillo que golpea hasta sacar chispas. Sólo el pensamiento ignorante piensa que el Maestro flota sobre todo y no siente nada. Por el contrario, el Maestro no sólo siente su propia carga sino también la carga de aquellos que están conectados con Él. Esos cercanos y queridos seres pueden estar en su cuerpo físico o sutil. Ellos podrían estar físicamente cerca o físicamente separados pero cerca en espíritu.
    No pienses que el Maestro permanece aislado. Cada uno de ustedes pueden sentir mensajes mentales, pero el Maestro los siente con más fuerza. Nosotros llamamos a estas percepciones supra-mundanas, sin embargo ellas incluyen todas las emociones terrenales. Nosotros no separamos la Existencia con divisiones convencionales.
    Mucha gente aprende a amar los supra-mundanos pensamientos. Con el tiempo el hombre se dará cuenta que en el Infinito no existe ni lo mundano ni lo supra-mundano, sino únicamente Existencia. Supramundano III, 268

Enlace en linea al texto completo