Agni Yoga Society, Inc. | Iluminación | Texto Completo

Hojas del Jardin de Morya

Libro Dos

Iluminación

1925




    ¡Bienvenidos sean los buscadores!

    ¡Bienvenidos sean los portadores del Bien Común!

    ¡Bienvenidos desde el Oriente!



    Ellos preguntarán: ¿Quién te dio la Enseñanza?
    Contestarás: "El Mahatma del Oriente"
    Ellos preguntarán: ¿Dónde vive El?
    Contestarás: “La morada del Maestro no sólo no se puede divulgar, sino que tampoco se debe pronunciar. Tu pregunta demuestra cuan lejos estás de comprender la Enseñanza. Como ser humano debes darte cuenta de cuán errónea es tu pregunta'"
    Te preguntarán: ¿Cuándo puedo ser útil?
    Contestarás: "Desde ahora hasta la eternidad."
    ¿Cuándo debo prepararme para la labor?
    "No pierdas ni un instante."
    Y ¿Cuándo seré llamado?
    "Mantente atento aún en el sueño."
    ¿Cómo podré laborar hasta que llegue ese momento?
    "Enalteciendo la calidad de la labor."


    Se debe demostrar la disciplina del espíritu: sin ella no se puede ser libre. Para el esclavo la disciplina del espíritu será una prisión; para el ser libre, será un maravilloso jardín de curación. Mientras la disciplina del espíritu sea como grilletes, las puertas se mantendrán cerradas, porque con grilletes no se pueden ascender los peldaños.
    Se debe entender a la disciplina del espíritu como si fueran alas. Quienquiera que comprenda la disciplina del espíritu como la iluminación de los mundos del Futuro, está ya preparado.
    Aquel que pueda ver la evolución, se acercará cuidadosamente, gozosamente, quitando el polvo del Sendero. Más importante aún, no tendrá miedo. Y rechazando lo innecesario, adquirirá sencillez. Es fácil de comprender que el llegar a comprender la evolución es siempre hermoso.
    Otra vez preguntarán: " ¿Por qué al comienzo del Sendero se armoniza tanto con lo agradable y se perdona tanto?" Eso es así porque al principio todos los fuegos se mantienen al rojo vivo y el que es llamado camina como si fuera una antorcha. Le corresponde a él elegir la calidad de su fuego. El que comprende la disciplina del espíritu entenderá la dirección del Fuego y se acercará a la cooperación para el Bien Común.
    El final del sendero se puede iluminar por millares de fogatas del Bien Común. Estos millares de fogatas encenderán el arco iris del aura. ¡Por lo tanto, la disciplina del espíritu son verdaderamente alas!

Enlace en linea al texto completo